Ya estamos viviendo en el futuro

Ya estamos viviendo en el futuro

Es interesante, cuando hablamos de tecnología como Inteligencia Artificial, Internet de las cosas, Blockchain o Machine learning nos preguntamos como puede cambiar el futuro, pero pocas veces nos detenemos a analizar como ha cambiado nuestro presente.

Toda esta nueva revolución industrial está ocurriendo en verdad, en este momento; y las empresas presurosas, están tratando de entender el cambio puesto que no lo vieron venir, a pesar de que hace más de 10 años se vienen dando pistas acerca del  tema  en los consumidores, así lo entendió Amazon con Jeff Bezos a la cabeza.

Pero algo que las empresas, empresarios y profesionales deben entender es que sus esfuerzos deben estar concentrados en el presente, más allá de preguntarse como afectarán las nuevas tecnologías a sus negocios en el futuro, porque es ahora donde este cambio está ocurriendo.

Muchos tratan de predecir el impacto de la inteligencia artificial en sus negocios o como los robots y el blockchain cambiarán nuestras vidas. Pero de esta forma, muchas veces estamos dejando de lado, como estas tecnologías han cambiado nuestro presente.

La brecha entre “el mundo como lo conocemos” y el “mundo digital” se está cerrando muy rápidamente, ahora la mayoría de personas nos estamos convirtiendo en “nativos digitales” porque todos estamos envueltos en nuevas tecnologías que afectan de una forma u otra nuestras vidas.

EL CAMBIO ES AHORA

Básicamente las empresas se están volcando a la transformación digital por una premisa básica: el mercado y los consumidores han cambiado. Ya no se compran productos o servicios, se consumen experiencias, un consumidor no se casa con una marca, a menos que esta sea lo suficientemente buena en su comunicación y que brinde las experiencias “correctas” de confianza y calidad.

El mercado también ha cambiado, los modelos de negocio digitales que permiten un alcance, una escalabilidad y una rapidez para penetrar nuevos mercados, ha hecho que las empresas tradicionales tengan que adaptarse, ya no para competir con el vecino, sino para competir globalmente.

Y que decir de los profesionales, que ya no están atados a un horario, a un contrato de presentismo, sino que basan sus ingresos en sus conocimientos, en su marca personal; para de esta forma brindar sus servicios no solo a una sino a varias empresas, ellos son los nuevos “nómadas del conocimiento” o Knowmads.

La forma de acercarse al cliente y conocerlo, también ha cambiado. En los 80´s solo se necesitaba una campaña publicitaria que surgia de la cabeza de unos cuantos creativos que encerrados en sus oficinas decidían que era lo que el mercado quería. Ahora se necesita Bigdata para conocer en detalle al consumidor, de ahí surgen campañas como las etiquetas personalizadas de Coca-cola o de Nutella, para llegar con nombre propio a sus compradores.

¿QUE SIGUE?

La tecnología ha hecho a todo el mundo más inteligente. Ha facilitado el acceso a testimonios de primera mano, lo que nos permite confiar en la “sabiduría de la multitud” para aprovechar el conocimiento, la experiencia y la experticia de otras personas.

El impacto ha sido significativo y afecta a todos los aspectos de cómo vivimos y trabajamos.

En nuestras discusiones, nos centramos mucho en las nuevas tecnologías, como la IA, la robótica, los sensores, la tecnología blockchain y la Internet de las Cosas. El impacto de estas tecnologías será significativo. No puede haber duda al respecto.

Y sin embargo, debemos darnos cuenta de que la transición a un mundo más plano con menos intermediarios, jerarquía y autoridad ya ha ocurrido. El futuro está aquí ahora y definir los rumbos de este nuevo mundo es vital, para las personas, profesionales y empresas.

 

 

 

Post Populares

Síguenos

Archivo

B-digital

By Zigma Group